Blogia
VIETNAM EN BICICLETA

NHA TRANG - TUY HOA 137 KM

Etapa......................  8 h 45 min

Bicicleta efectiva.....  6 h 34 min

Velocidad media.....  20.7 km/h

Temperatura...........  27 min  42 max

Agua.......................  5 litros  

Acumulados.............  1.115 km   

El dia 13 me confirman que el pasaporte llegara el 14 a las 16:00 horas, asi que hasta el dia 15 no podre continuar. Este paron inesperado hace que retome un objetivo que ya habia descartado por falta de tiempo, visitar la Reserva Natural de Yok Don. Resulta un poco arriesgado porque es una zona de alto riesgo de malaria, si recordais tuve que dejar la medicacion preventiva por que me producia un edema inportante desde la rodilla hasta el empeine, pero decidi jugarmela de nuevo. Me banye en locion repelente antimosquitos extrafuerte ( que no habia usado hasta ahora porque me parece puro veneno) y pense que estadisticamente era dificil que justo a mi, por unas horas, me fuera a picar un mosquito malario hembra. Este Parque Nacional se caracteriza por ser el unico en Vietnam habitado por elefantes salvajes. Mi interes en acercarme a esta zona es el de conocer personalmente a Yprong Eban el "kuru" o rey de los cazadores de elefantes. En la actulidad tiene 91 anyos, vive en el pueblo de Ban Don,  pertenece a la etnia Hmong. Habla frances, vietnamita, lao y algunas lenguas montagnards.

Son las 12 de la manyana, me pongo en marcha para ver que opciones tengo de transporte para ir al Parque Nacional. Esta en plena selva (aqui se dice Changoo)  a 200 km hacia el interior cerca de la frontera con Camboya  pasados unos 45 km del pueblo de Buon Ma Thuot. Primero me acerque a una pequenya oficina de viajes, me proponian un par de dias de viaje por esa zona empaquetado en un minibus con 40 turistazos o como segunda opcion visitar una isla cercana donde hay un parque de atraciones infantil donde te ensenyan un elefante.

La primera opcion no me interesaba porque la unica experiencia de mi vida como "turista microbusero" fue en Cuba, despues de fracturarme el sacro en una caida caminando por el malecon de la Habana. Solo asi podia  visitar Pinar del Rio, asi que me embarque en aquel microbus infernal. La guia en cada parada decia 10 minutos para hacer fotos, mi falta de costumbre de viajar encarcelado hacia que esos 10 minutos en el mejor de los casos los convirtiese en 20, porque no me acordaba que estaba turisteando y me iba a mi bola. Asi que cada vez que me acordaba de lo de los 10 minutos salia corriendo para el micro, cuando llegaba bronca al canto, todas las paradas lo mismo menos la ultima que decidi pasar del paseo, sentarme con la guia e invitarla a un cafe, me parecio la unica manera de llegar puntual. Lo de la visita al parque de atraciones para ver al elefante seguramente ciego de todos los flashes de camaras fotograficas que recibe al dia, ni se me paso por la cabeza.

Pensando, me parecio que la mejor forma de llegar al Parque seria contratando un moto-taxi, que aunque solo se suelen mover por la ciudad, es posible que hablandolo alguno accediese a llevarme. Para esta empresa lo mejor era buscar un moto-taxista joven, por que los mayores tienen todos problemas de vision y aunque muchos tienen gafas no las usan nunca (yo creo que es por coqueteria) salvo para leer la tarjeta del nombre del hotel donde te tienen que llevar.

Encontre uno joven, tomando un te nos pusimos a negociar la operacion. Su oferta inicial era de 1 millon de dongs ( 50 E) seria ir, pasar la noche alli y volver el dia 14, la manutencion y cama de los dos corria a mi cargo. Al final consegui rebajarlo a 800.000 dongs (40E) podia haber bajado mas todavia , pero la cifra me parecia razonable, menos de esa cantidad no seria comercio justo y uno tiene su etica. Quedamos en que me iria a mi hotel a prepararme y volveria en 30 minutos.

Justo cuando termino de prepararme se desata el monzon con una lluvia intensa, aun asi acudo a mi cita con el moto-taxista. Al llegar me dice que esta lloviendo mucho que mejor lo dejabammos para el dia siguiente, le digo que tiene que ser hoy que no puedo perder tiempo. Si el motero tenia traje de agua y casco yo estaba dispuesto a viajar bajo el chaparron. Me extranyo que se echara para atras por que la lluvia nunca es un impediemento para continuar los quehaceres diarios en Vietnam. Hablando con el al final me dice que si yo tengo un par el tiene media docena, que adelante. Nos ponemos los trajes de agua y bajo las cataratas del Niagara nos disponemos a hacer 200 km en lo que llamariamos en espanya una vespino, aqui no hay motos de gran cilindrada.

En el camino hay que subir un puerto de unos 4 km con una pendiente de hasta un 8 % en algunos tramos, la vespino no pasaba aqui de los 10 km/h, sigue cayendo agua intensamente y en las montanyas estan adornadas con una niebla a mitad de cumbre, esto da una vision del paisaje sumamente atractiva  . En esta zona montanyosa todavia quedan las cicatrices en forma de calvas, de los intensos bombardeos americanos con desfoliante, parece increible que despues de 30 anyos la naturaleza no se haya podido recuperar de estas heridas, aunque ya se esta formando al menos monte bajo. Este sitema montanyoso da paso a unos valles preciosos que ya son territorio de la etnia Hmong, aqui ya he podido ver a alguna mujer vestida con su traje tribual.

Aqui se dedican principalmente al cultivo de arroz, ganado vacuno , cerdos para el consumo de casa y cria de patos, a los que  curiosamente pastorean entra los terrenos inundados de arroz como en Espanya lo hacemos con las ovejas. El paisaje es impresionante Vietnam no deja de sorprenderme cada minuto de cada dia.

Despues de seis horas de viaje con lluvia continua llegamos a Ban Don y tengo la suerte de poder hablar durante una hora con  Yprong Eban (el cazador de elefantes) en frances que domino mucho mejor que el ingles. El viejito me conto como era la tactica que empleaba para cazar elefantes ( cazo mas de 300 a lo largo de su vida antes de su retirada en el 96). A diferencia de la caza en africa donde matan a toda la manada, aqui usaba dos elefantes adultos domesticados, para capturar una cria de menos de tres anos (mas mayores es facil que se escapen y regresen a la selva) y hacen incursiones rapidas durante algun despiste de la  manada para evitar que esta se percate del secuestro y ataquen a los cazadores. Como costumbre los cazadores no tienen relaciones sexuales los siete ultimos dias antes de la caceria. Tambien me conto que era habitual que las serpientes en la selva mordiesen a los elefantes en cualquier parte de su anatomia, pero sobre todo en las patas, estos se defendian a veces arrancando la serpiente enganchada a su extremidad con la trompa. Hablamos tambien de avistamientos de tigres y algunas otras cosas mas, siempre en un ambiente relajado y lleno de carcajadas, es un hombre entranyable. Desgraciadamente no tenia pila en la camara de fotos y no pude quedarme con una imagen grafica para el recuerdo.

Despues de la conversacion nos despedimos, nos fuimos a un pequenyo poblado Hmong donde nos dieron alojamiento para pernoctar, en la cabanya donde hacen sus bailes y ritos etnicos. Nos colocaron dos colchones en el suelo y una mosquitera a modo de tienda de campanya que se convertirian en nuestra cama donde pasar la noche. 

Cenamos en el suelo de la cabanya, al terminar tuvimos la suerte de que decidiese acompanyarnos otro viejo cazador de elefantes Hmong, el mas importante de esa aldea (cazo unos 55). Aunque la conversacion era complicada porque solo hablaba en lengua Hmong y un poco de vietnamita mi acompanyante le podia entender algunas palabras que me iba traduciendo. Este nos invito a tomar unos orujos de arroz que hicieron que las carcajadas se sucedieran una detras de otra. De este encuentro afortunadamente si hay fotografia e incluso video, pues habia dejado cargando la camara en el chiringuito del poblado.

El poblado esta a la orilla de un gran lago y por la manyana despues de desyunar pudimos ver como los adiestradores a lomos de sus elefantes lo cruzaban de una orilla a otra para trabajar en los campos de arroz proximos y movimientos de cargas pesadas. La imagen era impresionante, la parte del lago por donde cruzaban tenia casi tres metros de profundidad y los elefantes hundidos hasta casi los ojos lo pasaban lentamente caminando sobre el fondo.

De vuelta a Nha Trang tuvimos mejor suerte con el clima y nos hizo sol hasta una hora antes de llegar, donde nos pillo de nuevo el monzon.

A dia 14 sigo con una importante retencion de liquidos en las piernas, con la tarde libre por delatante pienso que seria conveniente buscar un centro de medicina tradicional vietnamita,para ver si me pueden ayudar con el edema de las piernas. Podia ir a un Hospital pero me conozco el tema y seria interminable la lista de pueblas que me harian, para al final darme unas pastillas. Soy conocedor de que  en estos paises afortunadamente todavia conservan su eficaz medicina ancestral intacta, por eso estoy seguro que en un minimo tiempo van a solucionar mi problema. Buscando encuentro un centro en los que practican la curacion por presion en determinados puntos de la planta del pie, que estimulan y reparan las disfunciones en los distintos organos del cuerpo. Les cuento el problema de retencion de liquidos y me dicen que me lo solucionan enseguida y que para rematar la faena me recomiendan un masaje de cuerpo completo, cabeza incluida todo esto por 8 euros. No me lo pienso ni dos segundos.

Me llevan a una sala con un sillon enorme de piel reclinado, me dicen que me desnude y me ponga un pantalon de pernera olgada que llega a las rodillas, me acomodan en el sillon y espero la especialista. La luz es tenue y se escucha musica ambiental vietnamita que invita a relajarse. A los 5 minutos llega la especialista con una jofaina y me sumerge los pies en agua caliente con petalos de rosas. Mientras el agua hace su efecto me pone unas vendas heladas por toda la cara, el contraste de tener la cara helada y lo pies calientes me produce una sensacion peculiar. Minutos mas tarde hace su trabajo en la  planta del pie  con presiones que en algunos puntos rozan mi  umbral de dolor,sin sobrepasarlo.

Una vez terminado el trabajo para rebajar el edema, comienza el masaje de cuerpo entero muy pero que muy relajante que termina con una sesion en la que parece que estuviesmos haciendo lucha libre, por que se me enroscaba como una serpiente por todo el cuerpo y con movimientos propios de una lucha me fue colocando una a una cada articulacion del cuerpo. Todo el proceso menos la lucha final era como digo en un ambiente muy agradable y todos sus movimientos eran muy lentos, casi como rituales supongo que similar a los famosos cuidados de una "geisha". Acabado despues de haber transcurrido una hora, me dijo que con eso podia ser suficiente, pero si tenia algun dia mas podia ser conveniente repetir el tratamiento de la planta.

Despues de esperar dos dias el pasaporte y recibirlo en el hotel hoy salgo de nuevo con la bicicleta. Ayer despues de publicar el ultimo articulo se me desconfiguro la plantilla del blog ella solita. Esto ha hecho que cambien la apariencia y todos los iconos de archivo, enlaces, buscador, etc, se hayan ido abajo del todo a la derecha, mientras que todos los articulos se han pegado al margen izquierdo. Espero que aguante al menos hasta el final del viaje sin darme grandes sorpresas. Para entonces mi idea es convertirlo en una pagina web de las de verdad.

Para salir de Nha Trang hay que ir al encuentro con el paseo maritimo y seguirlo en direcion norte 4 km, en ese punto se toma una calle a la izquierda que termina frente a una torre Cham contruida entre arboles sonre un monticulo. En ese punto hay que ir a la derecha y segir todo recto por la avenida de 4 carriles, en las ultimas casas se convierte en una carretera secundaria que a los dos km te recibe con una subida de casi otros dos con un desnivel de has el 8 % descendiendo despues hasta encontrarse con la Nacinal 1. El resto de la etapa es practicamenente llana con la  excepcion de un puerto de unos 4 km que empieza despues de pasar el pueblo de Dai Lanh y que en la ultima parte tiene una pendiente del 10%. Justo aqui se encuentra la impresionante Reserva Natural de Deo Ca Hon Nua.

Por el camino tuve la agradable sorpresa de encontrarme con Jean y Anna una pareja de cicloaventureros alemanes muy simpaticos con los que despues de comernos una caja entera de galletas de chocolate entre los tres, pudimos pedalear juntos durante unos kilometros. Son dos viajeros de los que un dia muy sabiamente deciden mandar al cuerno sus respectivos trabajos y al dia siguiente cojer su bicicleta y pedalear sin rumbo ni limite de tiempo, en este caso por asia. Son aventureros de bajo presupuesto que se ven obligados muchos dias a pescar para comer, sus bicicletas van cargadas al maximo, porque tienen que llevar material de acampada y los utensilios de cocina basicos para poder hacerse la comida. Jean habla bastante espanol que aprendio en un viaje anterior por latino america, asi que por fin pude descansar de mi mal vietnamita y hablar un poco de espanyol. Ellos se quedan en Doc Let una paradisiaca playa a unos 10 km de Nhin Hoa que les permitira pescarse la cena. Me invitan a quedarme esa noche con ellos pero desgaciadamente tengo que declinar la oferta, no puedo retrasar mas el viaje, hoy todavia me quedan 100 km para llegar a afinal de etapa.

Llego a las 10 de la noche a Tuy Hoa y trato de buscar un hotelito cerca del mar, pera ver amanecer de nuevo en el Mar Meridional de China, pero no encuentro nada asi que me alojo dentro de la ciudad en un hotel por 6 euros. Me reviso la hinchazon de mis piernas y asombrosamente estan casi normales, parece que el tratamiento tradicional ha empezado a causar sus efectos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres